Páginas

viernes, 16 de enero de 2015

Caracoles con marisco

 -Después de un buen chaparrón, salir al campo a buscar caracoles es una experiencia agradable y divertida, sobre todo si hay niños.
 -L@s que tenemos la suerte de tener el campo a unos pocos minutos de casa, el olor de la tierra mojada y ver las hojas limpias y brillantes no tiene precio, y si encima encontramos un buen puñado de caracoles...
 -Ya se que estos pequeños placeres no se lo puede permitir todo el mundo pero venden caracoles congelados aunque no tienen ni punto de comparación.


Ingredientes:

1 kg. de caracoles
8 gambas o cigalas
2 cuerpos de cangrejo (8 patas)
400 gr. tomate frito envasado
2 guindillas
pimienta negra
ajo y perejil picado
hierbas aromáticas








 -Después de coger los caracoles, se ponen en un recipiente tapado pero bien aireado para que puedan respirar. Tapar con una malla o red espesa.
 -Dejarlos 3 ó 4 días para que purguen y echen toda la porquería. Para que se limpien mejor los podéis espolvorear de harina cada día y así conseguimos que vacíen lo malo sin que pierdan volumen.

 
 -Hay que limpiarlos muy bien con varias aguas. Para que suelten la baba ponéis un puñado de sal en una de las aguas (yo los limpio en el fregadero) y luego hay que ir limpiando hasta que apenas resbalen. 
 -Los ponéis en una olla grande con abundante agua. Llevar al fuego hasta que empiecen a hervir. Ojo!! saldrá mucha espuma, no dejéis de vigilar o se os saldrá.

  Puntos importantes:

1-El agua tiene que estar fría, a temperatura ambiente.
2-Poner a fuego muy lento para que no se metan dentro y queden todos con los cuernos fuera, de lo contrario no habrá dios que los saque.
3-Acordaros de taparlos bien si no al sentir el calor subirán y escaparan.
4-Vigilar cuando empiece a hervir porque hay que remover a menudo para bajar la espuma.

 -Después de un rato de hervir y que la espuma haya menguado, añadimos un puñado de sal y las hierbas aromáticas: romero, albahaca, hinojo, laurel, unos granos de pimienta etc...
  -Dejamos hervir a fuego suave entre 30 y 45 minutos. Hay que ir probando que salgan sin esfuerzo de la cascara y que no estén duros.
 -Reservar el caldo de la cocción.

 -En una cazuela con un poco de aceite, se saltean los cuerpos de cranca troceados y las gambas o cigalas.
 -Añadir medio litro del caldo colado, el tomate frito, las guindillas y pimienta negra. Llevar a ebullición y poner los caracoles escurridos.
 -A media cocción echáis un poco de ajo y perejil picado, probáis de sal y picante.
 -Si hace falta,añadís más caldo. No debéis cocerlos demasiado si ya están en su punto, con un par de hevores será suficiente.
 -Hay que dejarlos de un día para otro para que penetre bien la salsa y que esa cubra todos los caracoles, no os preocupeis de que haya demasiada salsa, al día siguiente estará absorbida.





No hay comentarios:

Publicar un comentario