Páginas

domingo, 25 de noviembre de 2018

Pastel de patatas, atún, pimientos y huevos duros


 -El otoño tendrá su encanto pero no es una de mis estaciones favoritas, me deprime bastante y hasta después de Navidad no remonto. Por eso, un poco de pereza de escribir y otros asuntos que no vienen al caso, no he publicado nada hasta el reto #Asaltablogs de este mes, pero no por ello he dejado de disfrutar robando y preparando la receta.
 -Esta vez ha tocado desbaratar la cocina de Blanca Vela, una amiga bloguera que conocí hace unos años a través de su maravillosa cocina y su buena mano para preparar cualquier reto que se le ponga delante. Tiene un montón de recetas a cual mas buena y sus presentaciones que son un lujo. (Creo que no le voy a hacer justicia... pero es que me lo pone muy difícil!!

 -Me confieso amante de las ensaladillas, en verano y en invierno (rarezas mías) y me enamoré de esta receta la primera vez que la vi y siempre estuvo en mi lista de "pendientes" sin ejecutar. Ahora he aprovechado y de seguro que la pondré estas próximas fiestas navideñas. 




     Ingredientes:

  5 patatas grandes

  4 huevos duros
  
  2 pimientos asados 

  2 latas atún 
  
  1 cucharada de mantequilla

  mahonesa y sal





 -He cambiado un poco el relleno sustituyendo las zanahorias y los guisantes por pimientos rojos asados. Confieso que la mezcla de huevos duros, atún y pimientos me encanta, sea con lo que sea. En Menorca se hacen unas cocas tapadas parecidas a las empanadas gallegas, y una de mis preferidas es con el relleno mencionado.

 -Hervir los huevos de 10 a 12 minutos, enfriar en abundante agua fría.
 -Tendremos los pimientos asados, pelados y cortados en tiritas. (Se pueden usar de lata pero muy escurridos).
 -Escurrir el atún y desmigar. Pelar y cortar los huevos, mezclar con los pimiento y el atún. Reservar
 -Hervir las patatas peladas y cortadas a trozos con un pelín de sal, entre 10 y 15 minutos.
 -Escurrir las patatas y antes que enfríen poner una cucharada de mantequilla y un poco de sal. Chafar con un tenedor hasta que no queden grumos. (yo lo hago con un pasa purés).





 

 -Forramos un molde con papel film o usamos uno que se pueda desmoldar facilmente, en mi caso, uno de aluminio usar y tirar.
 -Vamos poniendo una capa de puré de patata en el fondo y paredes del molde. Luego una capa del relleno de pimientos, huevos y atún. Encima capa de puré, una del relleno y acabamos con otra de puré.






  -Sellamos bien, tapamos con film transparente y dejamos enfriar unas horas en la nevera.






   -Desmoldar con cuidado y adornar con lo que más os guste, yo eche mano a lo que tenia en casa, de todas formas nunca igualaría la decoración de Blanca:(Ver original).






 -Servir con mahonesa aparte para el que quiera, en el relleno no he puesto porque en casa tengo uno  que és antimahonesa. 







-Como veis no se queda el relleno seco, el caldito que sueltan los pimientos y el aceite del atún se mezcla con las yemas de los huevos y no necesita mahonesa. De todas formas hay que escurrir muy bien el atún y los pimientos cuando estén pelados. 






  PD: Gracias Blanca por compartir tus recetas. 😘

 








domingo, 28 de octubre de 2018

Pizza con bordes de mozzarella


 -En las meriendas familiares domingueras casi siempre comemos pizza (aparte de otras cosas) pero nunca publico la receta porque considero que todo el mundo sabe hacer pizzas. Me pasa lo mismo con otros platos, que como los hago a menudo creo que no tienen gran relevancia y a veces tendría que compartir para poder comparar y comentar como se hace en otros hogares, en fin...
 -Ya estamos de nuevo con el reto #Asaltablogs del mes de octubre que nos ha llevado al blog de Mari Carmen (Los blogs de María), que tiene un montón de recetas buenísimas.
 -Me he decidido por una de las muchas pizzas que tiene porque es un reto que tenia pendiente conmigo misma y al ver la receta, elegí tres del mismo tema sin pensarlo dos veces.
 -He de decir que he cambiado el jamón york por tomates cherry y bolitas de mozzarella y el pimiento verde por espárragos trigeros ligeramente salteados.



     Ingredientes:
  Masa:
  400 gr. harina
  200 gr. agua
  25 gr. aceite
  10 gr. de sal
  15 gr. levadura fresca
  Relleno:
  salsa de tomate con orégano
  bolitas de mozzarella
  tomates cherry
  champiñones laminados
  espárragos trigueros
  mezcla  de quesos rallado
  barritas de mozzarella
  rodajas finas de calabacin



 -Empezamos por la masa, las cantidades que os pongo son las de Mary Carmén y a ella le salen dos pizzas pero yo hice una un poco mas grande y solo me sobró un poco de masa. 
-Si teneis amasadora perfecto, de lo contrario a manita como lo hacian nuestras madres y abuelas. 
 -Despues del amasado formar una bola y dejar reposar la masa tapada, unos 30 minutos.
 -Estirar la masa con el rodillo espolvoreando la superficie y la masa por encima para que no se pegue al rodillo. Dejar el grosor deseado, en casa nos gustan las pizzas finitas. Debeis estirar sobre un papel de horno y recordar que hay que dejar un margen de dos cm. para enrollar el queso de los bordes.










 -Pinchar la masa con un tenedor para que no abulte al cocer. Colocar las varitas de queso de 1 cm. aprox. y doblar apretando con los dedos para que quede bien sellado. Si quereis mojar un poco el borde con agua, se pegará mejor.
 (Siento deciros que no hay foto del relleno cremoso, no me dió tiempo!! se abalanzaron sobre la pizza como si no hubiera un mañana.)
 -Pintar con una brocha toda la base con salsa de tomate y orégano, los bordes no. Seguir poniendo el resto de ingredientes, por supuesto, cada uno pone los que quiere. Acabar con el queso rallado, los tomatitos y las bolitas de mozzarella, que me encantaron, no las habia probado nunca en una pizza.








-Tener el horno precalentado a 180º C. y hornear de 30 a 40 minutos según horno. Espolvorear con orégano y servir caliente.







  -Tiene su parte laboriosa pero tampoco tanto para no hacela más veces. En casa gustó mucho y ya me dicen que quieren repetir.
 -Un placer entrar en tu cocina Mari Carmén!! 😋 







jueves, 18 de octubre de 2018

Corona de briox


 -Desde que me enseñaron a hacer este briox, pocas veces cambio de receta. Leva su tiempo de amasado pero con amasadora o panificadora se resuelve el problema. Las primeras veces perdía bastante la paciencia pero de cada vez me ha sido mas fácil y ahora no me supone ningún trabajo. El truco está en hacer un amasado largo aunque se tenga que dejar reposar la masa si coge nervio. Ya os digo que si lo hago yo, a nadie se le resistirá.
 -En amasadora/panificadora bastará de 15 a 30 minutos máximo, con 15 a mi me va bien.




    Ingredientes:

  500 gr. harina de fuerza
  
  75 gr. azúcar

  50 gr. mantequilla

  3 huevos

  40 gr. levadura fresca

  150 gr. agua

  10 gr. de sal
 
  1 huevo para pintar




 -Disolver la levadura con el agua fría, añadir los huevos, la sal y el azúcar y mezclar. Podéis hacerlo con unas varillas.
 -Ponemos la harina (reservando un poco por si se pega mucho la masa) y amasamos a mano durante unos 10 minutos. Descansamos y dejamos reposar la masa otros 10 minutos y seguimos amasando. Si lo hacéis a mano, hay que poner la mantequilla después de mezclar la harina, si usáis amasadora o panificadora, la ponéis a mitad del amasado,
 -La masa de briox, es difícil de manejar, al ser muy blanda se pega mucho. Si tenéis amasadora o panificadora, os ahorrareis un montón de trabajo y la masa quedara super lisa. Yo lo hago con la panificadora en el programa de amasando durante 15 minutos y luego la saco y dejo reposar en un bol untado con mantequilla o aceite.

 -Formar una bola y dejar que doble o triplique su volumen untada de aceite o mantequilla y siempre tapada con un papel film.







  -Cuando haya doblado su volumen. iremos formando bolitas de unos 30/35 gr. yo las peso y así salen todas iguales. Boleamos con una gotita de aceite en la mesa de trabajo, colocamos las bolas en un molde untado de aceite o mantequilla, en este caso redondo para hacer una corona o en uno cuadrado, rectangular etc...También podéis formar la corona sin molde. Pintar una circunferencia sobre un papel parafinado y colocar las bolas sobre la linea.
 -Las bolitas de la foto superior son de 30 gr. y como veis hay que dejar espacio suficiente entre ellas porque al volver a leudar crecen un montón. Fijaos en la foto de abajo.







 

 -Pintar con huevo batido y una brocha suave con mucho cuidado ya que si le hacéis un poro al briox, se bajara al hornear.
 -Poner en el horno precalentado a 210/220º C. siii, si... ya se que parece muy alto pero no es así. Tenerlos entre 12 y 15 minutos. No os despistéis que cogen color enseguida y un par de minutos demás puede ser un desastre total.
 -Se separan las porciones con facilidad y podéis rellenarlas de dulce o salado. Otra sugerencia es que se pueden hornear ya rellenas de lo que más os guste: Panecillos con mermelada o Panecillos con sobrasada.







  Nota: El motivo por el que me gusta esta masa más que otras es que los panecillos son muy esponjosos y se guardan un par de días en una bolsa de plástico sin ponerse duros. Otra ventaja es que no hacen bola en la boca, son blandidos y suaves.






domingo, 30 de septiembre de 2018

Chipirones encebollados


 -Aunque no lo parezca ya hemos entrado en la época otoñal y después de una larga pausa por motivos de calor en mi cocina, empiezo con el robo del Reto #Asaltablogs que se pone en marcha de nuevo después de las vacaciones veraniegas.
 -Esta vez hemos descolocado la cocina de Ana Melm (Migas en la mesa), que tiene un blog muy interesante y muy sano.
 - Mi elección fueron unos Calamares encebollados que quise cambiar por chipirones y maldita la hora que se me ocurrió tan brillante idea. Pensé que quedaría muy chulo y muy rico pero no pensé que tendría que limpiar kilo y medio de calamarcitos pequeños (¡porque eran pequeños!). Vamos, que entre quitar tripas y lo que encogen al cocer, me quede sin casi nada. Pero estaban para chuparse los dedos!        
 -Ana hizo los calamares en thermomix, a mi me gusta hacerlos a la antigua chup, chup...la thermomix se la llevó mi hija que hace muchas cremas y purés, yo apenas la usaba.



   Ingredientes:

 1 kg. de calamares limpios

 2 cebollas grandes
  
 2 dientes de ajo

 una pizca de pimentón

 pimienta negra

 aceite de oliva

 perejil

 1 hoja laurel

 sal

 



 -Limpiar los chipirones de pieles y tripas, guardar las patas y aprovecharlas para otra receta.
 -Si os queréis quitar de encima el marrón de limpiar los bixos, podéis hacerlo con rodajas de pota o calamares congelados que ya estén limpios. El resultado no es el mismo pero quedaran bien si elegís buena calidad aunque sea congelado.
-En una sartén o cazuela ponéis un poco de aceite y vais rehogando las cebollas cortadas finas.    -Cuando empiecen a ponerse blanditas y transparentes, añadir los calamares previamente salados, la hoja de laurel y una pizca de pimentón. Veréis que van soltando bastante agua, dejar que reduzca y añadir la pimienta recién molida y los ajos y perejil picados. Tapar y dejar que se hagan a fuego suave hasta que estén tiernos.






 
 -Os aconsejo que leáis la historieta que cuenta Ana Melm en la receta de los calamares, me hizo reír un montón y pensé en cuanta razón tenía.
 -Si todavía están duros y se ha evaporado todo el liquido, añadir un vasito de vino blanco.







 -Podéis acompañarlos con pasta, arroz, patatas o simplemente servir como tapa, están riquísimos de todas las maneras.













 

lunes, 30 de julio de 2018

Coca amb cideres (Coca con cerezas)


 -Las cocas dulces llevan casi todas los mismos ingredientes aunque pueden variar en la cantidad. Algunnas llevan patata hervida y otras no, se puede poner un huevo de más o de menos e igualmente con el azúcar, también puede variar la grasa desde aceite a mantequilla, manteca de vaca o de cerdo. Como dice el refrán, "Cada maestrillo su librillo" y en cada casa hay una receta diferente.
 -Esta que os pongo hoy, tiene los mismos ingredientes que "Coquetes amb cideres" pero con cantidades diferentes; también lleva un poco de patata.



  
   Ingredientes:

  40 gr. leche
  30 gr. levadura fresca
  2 huevos
  60 gr. manteca de vaca
  20 gr. aceite girasol
  130 azúcar
  100 gr. patata hervida 
  350 gr. harina de fuerza
  ===============
  300 gr. cerezas naturales
  azúcar para espolvorear 





 -Como ya he explicado en otras recetas de cocas dulces, lo que les da su sabor peculiar es la manteca de vaca. Es una grasa que se saca de la nata y se cuece pero que es difícil de encontrar. Se que por la parte de Galicia también se usa y aquí en Menorca, solo unos pocos payeses la hacen.
Pero podéis sustituirla por mantequilla de buena calidad, ojo! margarina NO!! 
 (Si tenéis amasadora, panificadora o cualquier otro robot que amase podéis hacerlo poniendo los ingredientes por el orden que los he puesto arriba.)
 -Para hacerlo a mano también lo mismo he ir amasando. Apartáis un poco de manteca o aceite de los ingredientes para untaros las manos de vez en cuando ya que la masa es muy pegajosa.
 -Ha de quedar una masa lisa y muy blanda.






 -Dejar que la masa doble su volumen en el mismo bol del amasado, tapada con papel film y un paño de cocina encima.
 -Amasar de nuevo (solo un poco para desgasificar) y extender sobre una placa de horno o en un molde que no se pegue, mínimo 32 X 22 y 5 cm. altura más o menos. Si el molde es mas grande la coca quedará más baja.
 -Deja que leude de nuevo en un sitio cálido y tapada con el paño de cocina.
 -Poner la cerezas encima, apretándolas para que se hundan hasta la mitad de la masa. Espolvorear azúcar normal por encima y llevar al horno precalentado a 180º C. unos 20 minutos. Mirar si ya tiene un color doradito o si le falta ponéis 10 minutos más. 
 -Esta masa es muy fácil de cocer y si os descuidáis se quema y referente a los tiempos y grados del horno, es orientativo, cada horno es un mundo. 








 -Al sacarla del horno dejar enfriar en una rejilla si la habéis puesto en un molde y no desmoldar hasta que esté completamente fría.
 -Espolvoreáis azúcar glas por encima antes de servir, si la ponéis con mucho tiempo de antelación, la humedad de la coca hará que se moje el azúcar.
 -La gracia de esa coca es poner las cerezas con el hueso y su rabito pero para más comodidad para los mios (que son muy finos de paladar), les quité el hueso a todas las cerezas.









domingo, 22 de julio de 2018

Pudin de ensaimada


 -Otro legado que nos dejaron los ingreses a su paso por Menorca son sus clásicos pudins. Se hacen en un molde alto y rectangular y que en Menorca se suele hacer en una cazuela de barro y lo llamamos "Greixera", es un poco mas bajo/a y puede ser dulce o salado/a.
 -En este caso lo hice con un trozo de Ensaimada menorquina que llevaba unos días de un lado a otro  en la cocina.



   Ingredientes:

  1/2 litro de leche

  3 huevos

  50 gr. de arándanos secos

  2 cucharadas de brandy

  200 gr ensaimada

  150 gr. azúcar

  caramelo para el molde 

  piel de 1 naranja 

1/2 palo de canela




 -Hidratamos los arándanos en dos o tres cucharadas de brandy.
 -Caramelizamos el molde con azúcar quemado o caramelo casero que podéis hacer con 50 gr. de azúcar, unas gotas de limón o vinagre y tres cucharadas de agua, llevar al fuego hasta que empiece a tener un color miel y lo vertéis en el molde enseguida.
 -Troceamos con las manos la ensaimada y lo ponemos en un bol o cuenco.
 -Ponemos la leche al fuego con el palo de canela y la mitad de cáscara de la naranja (sin piel blanca). Dejamos a fuego suave hasta que empiece a hervir y la echamos sobre la ensaimada con un colador para quitar la piel de naranja y la canela.
 -Dejamos que se empape bien y mientras vamos a batir los huevos con el azúcar y la otra mitad de piel de naranja rallada.
 -Preparamos una fuente con agua para poner el pudin al baño maría y lo vamos calentando en el horno a 200º C. 
 -Mezclamos los huevos batidos con la ensaimada que ya estará tibia, añadimos los arándanos escurridos (o no, podéis echar también el brandy). Removemos bien con una espátula o cuchara y volcamos en el molde previamente caramelizado. Tapamos con un papel de aluminio y ponemos el molde en la fuente con agua.



  

 -Voy a hacer un pequeño inciso para explicar que este pudin se hace a menudo cuando sobra pan duro. En este caso hay que añadir más azúcar ya que el pan no lleva y la ensaimada si y se ponen pasas, no arándanos. Yo he añadido el brandy, la piel de naranja y la canela. 
 -Otro punto a favor que tiene este pudin, es que los ingredientes no tienen porque ir pesados exactamente. Si tenéis mas pan, ensaimada, bizcocho etc... también podéis añadir uno o dos huevos mas. Vamos, que podéis jugar con los ingredientes y no quedaros sin pudin.







 -Lo tendremos en el horno a 190/200º C. durante 45 minutos. Quitar el papel de aluminio y pinchar con un palito para ver si esta hecho por dentro. Dejar 10 ó 15 minutos más destapado si no esta hecho del todo. Cuando pinchéis con el palito este no saldrá seco ya que el pudin es muy húmedo pero veréis que sale limpio, sin trocitos de masa pegados. 









-Tal vez me he excedido en las expliaciones pero de verdad que no es nada complicado y pongáis lo que pongáis, siempre tendréis la certeza de que os saldrá bien. Luego lo decoráis con nata, frutas frescas, helado etc...











miércoles, 4 de julio de 2018

Panecillos con mermerlada


 -Todos los panecillos esponjosos, suaves y blanditos tienen una base muy parecida al briox, y aunque sea una masa pegajosa el truco es muy simple, necesita de unos 15 minutos como mínimo de amasado. Por lo demás no hay ingredientes mágicos ni secreto alguno, solo un poco de paciencia y obtendréis la recompensa.


    Ingredientes:

  500 gr. de harina
  
  70 gr. de azúcar

  25 gr. levadura fresca

  2 huevos

  80 gr. de aceite de girasol

  80 gr. de leche  

  1 sobre de levadura química 

  mermelada (al gusto) 

  1 huevo para pintar





 -Si tenéis amasadora o panificadora ponéis todos los ingredientes como tengáis costumbre de hacerlo y amasar durante 15 minutos aproximadamente.
 -Si lo hacéis a mano, disolver la levadura fresca en la leche tibia (muy caliente estropeará la levadura y no subirá la masa), añadir los 2 huevos, el aceite y el azúcar. Mezclar bien y poner la harina junto con la levadura química. Amasar hasta conseguir una masa lisa y elástica.
 -De todas formas, la masa puede que sea pegajosa después de los 15 minutos de amasado pero no perdáis los nervios y vayáis a añadir más harina, si acaso podéis untaros las manos de aceite de vez en cuando después de lavarlas bien, quitando todo el resto de masa pegada a ellas.
 -Cuando esté amasado, formamos una bola y la ponemos en un bol untado de aceite y tapamos con un papel film pegado a la bola y un paño de cocina encima.
 -Dejamos que triplique su volumen. Ahora en verano no habrá problema, en invierno cuesta un poco mas y hay que dejar que suba en un sitio templado y sin corrientes de aire.






 -Desgasificar la masa y formar bolitas mas o menos iguales, yo las hago de 30 gr. cada una. Primero hago la mitad mientras la otra mitad sigue en el bol tapada para que no se reseque. 
 -Aplanamos con la palma de la mano una bolita y ponemos una cucharadita de mermelada, (la mía era de frambuesa). Cerramos y sellamos bien (foto ) y colocamos la bolita en una placa de horno sobre un papel parafinado, dejando la parte por donde hemos cerrado hacia abajo.






  -Si vais a hacerlos individuales, dejad un espacio entre panecillo y panecillo porque crecerán el doble y se pegarian. 
 -Si por el contrario queréis hacerlos como en las fotos, colocáis las bolas en una fuente untada de aceite o mantequilla y también debéis dejar un espacio aunque no hace falta tan separadas.⇓⇓ Dejar levar de nuevo en lugar cálido y tapado con un paño de cocina.






 -Como podéis ver, si respetáis los levados crecen un montón, salen casi unos 30 panecillos.
 -Batir el huevo restante y con una brocha suave pintamos los panecillos con cuidado ya que si los apretáis o les hacéis algún poro, no subirán bien en el horno.
 -El horno tiene que estar precalentado a 210º C. y tendremos los panecillos unos 15 minutos o incluso menos, tendréis que vigilar el horno porque son fáciles de quemar.






 -Muy dificiles no son, solo necesitáis un poco de paciencia y vereis que la segunda o tercera vez que los hagáis serán más fáciles. Solo es encontrarles el puntillo.