Páginas

miércoles, 4 de julio de 2018

Panecillos con mermerlada


 -Todos los panecillos esponjosos, suaves y blanditos tienen una base muy parecida al briox, y aunque sea una masa pegajosa el truco es muy simple, necesita de unos 15 minutos como mínimo de amasado. Por lo demás no hay ingredientes mágicos ni secreto alguno, solo un poco de paciencia y obtendréis la recompensa.


    Ingredientes:

  500 gr. de harina
  
  70 gr. de azúcar

  25 gr. levadura fresca

  2 huevos

  80 gr. de aceite de girasol

  80 gr. de leche  

  1 sobre de levadura química 

  mermelada (al gusto) 

  1 huevo para pintar





 -Si tenéis amasadora o panificadora ponéis todos los ingredientes como tengáis costumbre de hacerlo y amasar durante 15 minutos aproximadamente.
 -Si lo hacéis a mano, disolver la levadura fresca en la leche tibia (muy caliente estropeará la levadura y no subirá la masa), añadir los 2 huevos, el aceite y el azúcar. Mezclar bien y poner la harina junto con la levadura química. Amasar hasta conseguir una masa lisa y elástica.
 -De todas formas, la masa puede que sea pegajosa después de los 15 minutos de amasado pero no perdáis los nervios y vayáis a añadir más harina, si acaso podéis untaros las manos de aceite de vez en cuando después de lavarlas bien, quitando todo el resto de masa pegada a ellas.
 -Cuando esté amasado, formamos una bola y la ponemos en un bol untado de aceite y tapamos con un papel film pegado a la bola y un paño de cocina encima.
 -Dejamos que triplique su volumen. Ahora en verano no habrá problema, en invierno cuesta un poco mas y hay que dejar que suba en un sitio templado y sin corrientes de aire.






 -Desgasificar la masa y formar bolitas mas o menos iguales, yo las hago de 30 gr. cada una. Primero hago la mitad mientras la otra mitad sigue en el bol tapada para que no se reseque. 
 -Aplanamos con la palma de la mano una bolita y ponemos una cucharadita de mermelada, (la mía era de frambuesa). Cerramos y sellamos bien (foto ) y colocamos la bolita en una placa de horno sobre un papel parafinado, dejando la parte por donde hemos cerrado hacia abajo.






  -Si vais a hacerlos individuales, dejad un espacio entre panecillo y panecillo porque crecerán el doble y se pegarian. 
 -Si por el contrario queréis hacerlos como en las fotos, colocáis las bolas en una fuente untada de aceite o mantequilla y también debéis dejar un espacio aunque no hace falta tan separadas.⇓⇓ Dejar levar de nuevo en lugar cálido y tapado con un paño de cocina.






 -Como podéis ver, si respetáis los levados crecen un montón, salen casi unos 30 panecillos.
 -Batir el huevo restante y con una brocha suave pintamos los panecillos con cuidado ya que si los apretáis o les hacéis algún poro, no subirán bien en el horno.
 -El horno tiene que estar precalentado a 210º C. y tendremos los panecillos unos 15 minutos o incluso menos, tendréis que vigilar el horno porque son fáciles de quemar.






 -Muy dificiles no son, solo necesitáis un poco de paciencia y vereis que la segunda o tercera vez que los hagáis serán más fáciles. Solo es encontrarles el puntillo.






lunes, 25 de junio de 2018

Pastel de queso tres ingredientes


 -Hay tantas recetas de pastel de queso como estrellas en el firmamento. Yo voy probando con esta y con la otra y puntuando cada una en mi libreta particular, de 5 a 10 puntos. Las que no llegan a 5 ni siquiera las guardo y mucho menos las publico, pero para gustos, colores!.
 -Este es del blog El toque de Belén y su sabor a chocolate blanco lo hace diferente de los otros que he probado.
 -Este mes tenemos doble robo en el reto #Asaltablogs, ayer publique una receta y hoy la otra.




 
                                                                   Ingredientes: 

                                                           140 gr. chocolate blanco 
                                                          140 gr. queso crema
                                                          3 huevos 

 -Belén tenia 120 de chocolate y 120 de queso en su receta pero como los huevos mios eran grandes le puse 20 gr. mas de cada.
 -Forramos un molde de unos 16 cm. de diámetro con papel de horno con cuidado de que no se rompa, (yo lo mojé con agua y bien escurrido).
 -Ponemos un bol al baño maría y cuando empiece a hervir el agua, apagamos el fuego y echamos el chocolate troceado. Remover hasta que no queden grumos, sacamos el bol del agua y dejamos que atempere un poco. Ponemos el queso y mezclamos muy bien con una varilla manual. 
 -Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve. Mientras suben las claras, añadimos las yemas a la crema de queso y chocolate y mezclamos de nuevo hasta conseguir una crema suave y lisa.
 -Ponemos un par de cucharadas de merengue a la crema y mezclamos. Vamos añadiendo el resto de claras montadas con movimientos envolvente y cuidando que no se baje la mezcla.
 -Volcamos en el molde forrado y lo metemos en una fuente con agua que habremos puesto a calentar en el horno previamente.
 -Lo tendremos en el horno a 170º C. 15 minutos, luego otros 15 a 160º C. Apagamos el horno y lo dejamos dentro 15 minutos más.


 

 -Cuando esté completamente frío podéis desmoldarlo y quitar el papel.
 -Aunque tengáis un molde desmontable y antiaderente, tenéis que usar el papel parafinado igualmente para que no se pegue y sea fácil sacarlo y porque no entre agua al ponerlo al baño maría.
 -Ha quedado un pastel de concurso, estaba muy, muy bueno y a los amantes del chocolate blanco les va a encantar.







































domingo, 24 de junio de 2018

Crema de cappuccino


 -Esta crema aparte de que su preparación es de lo más fácil, es muy fresquita y con un delicado sabor a café. Más y mejor imposible !!
 -Parece que por fin tendremos verano... y cucharilla en mano, sentad@s al fresco con una copa de crema de cappuccino es como estar en el cielo. No tenia ni idea que estuviera tan bueno!!
 -La receta es del blog El paraíso de los golosos, y quiero dar las gracias a Encarna por tan rica receta.  Es el ultimo robo del reto #Asaltablogs de esta temporada pero después del verano volvemos.




           Ingredientes: 

  400 gr. queso mascarpone

  50 gr. azúcar moreno

  20 gr. café cappuccino en polvo

  30 gr. leche

  2 cucharadas de de anís 

  (yo he puesto amaretto)

  flores de anís para decorar







 -Batimos el queso y el azúcar con unas varillas.
 -Calentamos la leche y disolvemos los polvos para capuchino hasta que no queden grumos. Cuando esté templado lo mezclamos con el queso y seguimos batiendo. Añadimos las dos cucharadas de licor, mezclamos bien y ponemos la crema en vasos o copas individuales.

 -No soy muy devota del anís y lo he cambiado por amaretto y ha quedado espectacular, También he modificado un poco las cantidades de los ingredientes. Pensaba hacer la mitad y al final he puesto los 400 gr. de queso. Aquí tenéis la receta de Encarna.





























 -He puesto las estrellas de anís porque las tenia y no he podido conseguir granos de café. No se comen, solo es para el adorno.
 -Como veis ha sido facilisimo, no hay que montar claras ni nata, no lleva gelatina y si van a comer los niños podéis suprimir el licor. 





 

lunes, 18 de junio de 2018

Bizcocho Cruz de Malta

   (Festes Sant Joan-Ciutadella de Menorca)

 -Poco falta para las fiestas de mi pueblo y como cada año aquí tenéis la nueva receta con motivos "sanjuaneros". El símbolo o icono es la cruz de malta y en esta ocasión hice un bizcocho con una cruz en el centro.
 -Si queréis saber un poco más de nuestra fiesta, podéis echar una ojeada AQUÍ. Aunque os recomiendo entrar en you tube y ver los vídeos, es algo difícil de explicar, tiene que vivirse.


      Ingredientes:

  110 gr. mantequilla pomada 

  200 gr. azúcar

  220 gr. harina

  10 gr. levadura en polvo

  100 gr. leche

  3 huevos

  ralladura de limón o vainilla




-Las cantidades que os pongo son para 1 bizcocho pero como necesitamos 2, o dobláis las cantidades o hacéis dos bizcochos.
 -Para no liarme primero haremos el bizcocho blanco.
 -Tamizamos la harina y la levadura. Reservamos
 -En un bol ponemos la mantequilla pomada, el azúcar y las raspaduras de limón o de vainilla según lo que os apetezca. Batimos con unas varillas (si son eléctricas mejor) hasta que empiece a blanquear.
 -Añadimos un huevo y batimos hasta que esté bien integrado, añadimos otro y hacemos lo mismo e igualmente con el tercero. Es posible que la masa se corte pero no pasa nada, agregamos 2 ó 3 cucharadas de harina de la que tenemos reservada y seguimos batiendo. Pondremos un poco de colorante blanco para quitar el amarillo de los huevos y mantequilla. Mezclar muy bien.
 -Iremos añadiendo el resto de harina poco a poco y mezclando con una espátula muy suavemente, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.
 -Volcar la masa en un molde de plum cake, untado de mantequilla y enharinado.Meter en el horno precalentado a 180º C. entre 20 y 30 minutos. Pinchar con un palito y si sale seco ya tenemos el bizcocho listo. Dejamos enfriar un ratito y desmoldamos en caliente.



  

 -Cuando el bizcocho esté completamente frío, lo cortamos en rebanadas de 1 cm. 
 -Con un cortapastas, vamos cortando las rebanadas procurando no desbaratarlas para que al juntar el centro, quede lo más igualado posible.Yo hice la bandera de las fiestas que lleva la Cruz de Malta pero podéis hacer corazones, estrellas etc.. etc...
 -Colocamos las cruces muy juntas e igualadas (ver foto arriba ) en el mismo molde limpio que hemos hecho el bizcocho, el mio es de pirex.






-Hacemos otro bizcocho igual que el anterior, le ponemos colorante blanco y luego colorante rojo hasta obtener el rojo deseado. Os digo porqué primero el blanco y no directamente el rojo. Yo lo hice sin poner el blanco y el rojo no me quedó como yo quería, y así podréis teñir del color que queráis sin que el amarillo de la masa cambie el color elegido.
 -Llenamos el molde con la masa roja donde estarán colocadas y centradas las cruces blancas. Lo ponemos en el horno como el anterior, cuidando que no coja mucho color.





-Cuando esté completamente frío (mejor esperar de un día para otro) lo cortamos con un cuchillo afilado y vereis que chulo queda.

 -Ahora ya estoy pensando que haré para el próximo año, a lo mejor nada nuevo y repito alguna receta. Bueno, tengo todo un año para inspirarme.






 -Con una plantilla con la Cruz de Malta, espolvorear azúcar glas encima del bizcocho.













martes, 5 de junio de 2018

Musaka


 -La musaka, moussaka o como queráis llamarla viene de Oriente Medio pero es considerada un plato griego. Tiene muchas variantes y en cada país se elabora de diferentes manera aunque la original de Grecia se hace con carne de cordero y puede llevar lonchas de patata aparte de berenjenas.
 -Después de leer un montón de recetas he preparado la mía propia a mi manera.


   Ingredientes:

 500 gr. carne picada mixta 
 1 cebolla grande 
 2 zanahorias medianas
 350 gr. tomate frito
 orégano o tomillo
 1 hoja de laurel 
 1 vaso de vino blanco
 1 patata
 2 berenjenas
 queso rallado
 1/2 l. de bechamel






  -En una cazuela o sartén ponemos un poco de aceite y añadimos la cebolla, y zanahoria picado muy finamente, yo lo hago con picadora.
 -Cuando haya reblandecido la cebolla, añadimos la carne picada y vamos mezclando y removiendo para que la carne quede suelta. Añadimos la sal el orégano o tomillo y la hoja de laurel.
 -Agregamos el vino y dejamos reducir un poco removiendo de vez en cuando. Echamos una cantidad de tomate y si queréis pones más, añadir el resto. Dejamos que se haga la carne a fuego lento hasta que esté tierna.






 -Cortaremos las berenjenas en laminas a lo largo y no muy gruesas. para eso va muy bien una mandolina. Las colocamos en un escurridor y ponemos sal para que saquen el amargor. Dejamos así unos 30 minutos. Lavamos con agua y las secamos bien con un papel de cocina.
 -Pelamos la patata y la cortamos del mismo grosor que las berenjenas.
 -Ahora hay dos maneras de seguir: Freír las berenjenas y las patatas en una sartén y escurrir sobre un papel. Colocar las laminas de patata y berenjena sobre un papel parafinado y hacerlas al horno. Yo las hice al horno para quitar grasas pero tardaron un montón de tiempo en hacerse. O recomiendo que optéis por la primera opción.

 -En una fuente alta y que pueda ir al horno colocamos una capa de patata (solo una, no hay mas capas de patata), una de berenjena y una de carne. Encima de la carne una cucharada de bechamel y una cucharadita de queso rallado. Y empezamos de nuevo: una capa de berenjena, una de carne, la bechamel y el queso, así hasta terminar con los ingredientes o hasta que se llene la fuente. (ver fotos arriba)Yo hice dos de pequeñas.







 -Acabar con una capa de berenjenas, cubrir totalmente de bechamel, espolvorear con queso y poner unos trocitos de mantequilla (opcional) para que se gratine mejor.






 -Poner en el horno a 200º C. hasta que veáis que se dora por encima. No miré el tiempo pero creo que entre 30 y 45 minutos.
 -La carne del relleno es la misma que uso para hacer lasañas por eso he puesto orégano, en las recetas griegas ponen tomillo. 

                                                                                                                 

 -Mirad que corte tan espectacular, el único inconveniente que le encontré es que puse poca berenjena en cada capa. La próxima vez pondré doble capa. Por lo demás, un plato de diez. Se dice que una imagen vale más que mil palabras...y  solo con mirar ya babeo.













lunes, 4 de junio de 2018

Guixons trempats (Judías carillas)


 -Antes de que nos apriete el calor os quería dejar este plato muy típico de la payesia menorquina. Yo no lo había comido nunca pero si oído hablar mucho a mis padres y abuelos, de que en los tiempos duros (durante y después de la guerra) cuando se pasaba hambre, estas judías de carilla simplemente se cocían sin nada , solo con agua y para darles un poco de sabor luego se aliñaban con una pobre pero muy sabrosa picada.



     Ingredientes:
 250 gr judías de carilla

  2 ó 3 tomates asados

  1 rebanada de pan duro

  2 dientes de ajo

  unas hojas de perejil

  aceite de oliva




 -Poner las carillas en agua la noche anterior. Al día siguiente escurrir las judías y ponerlas en una olla con agua nueva. Cuando empiezan a hervir sacan una espuma que hay que quitar con un colador o una espumadera.
- Dejar cocer 10/15 minutos y tirar el agua reemplazándola por agua nueva y repetir la misma acción. Viereis que el agua sale turbia y de un color parduzco, por eso hay que cambiar el agua dos o tres veces.
 -Con el agua nueva, añadir la sal necesaria y dejar hervir de 2 horas a 2-1/2 más o menos. Probáis unas judías y cuando se chafen sin resistencia ya estarán cocidas. Se cuecen como las otras legumbres.






 -Mientras se cuecen las carillas, asaremos dos o tres tomates en el horno. 
 -En una sartén con un poco de aceite freímos los ajos pelados sin que lleguen a quemarse y en el mismo aceite freímos también la rebanada de pan (o dos , según sean de grandes).
 -Con una picadora eléctrica o a mano con el mortero, picamos los ajos, perejil, el pan frito y los tomates que habremos pelado y quitado las semillas. 
 -Si en la olla queda mucha agua hay que sacar un poco y reservar y si por el contraria queda poca, hay que añadir más y luego guardar un poco por si nos hace falta al añadir la picada.
 -Echar la picada en las carillas, remover y mezclar bien, dar un hervor y apartar del fuego. Antes de servir, regar con aceite de oliva. (Antiguamente no era muy fácil conseguir aceite, por eso creo que eso ultimo será mas moderno).






 -Es la primera vez que cocino y pruebo este plato pero este blog va dedicado a mis descendientes y aunque hay algunos platos que no son de mi devoción creo que ha de haber un poco de todo.








domingo, 27 de mayo de 2018

Princesitas


 -Otro mes casi finalizado y ya empieza a notarse el calorcito, esperando con ansia el verano para luego quejarnos del calor y desear que vuelva el frió...y así cada año. Pero vamos a lo que nos interesa: El reto #Asaltablogs, de este mes. Hemos asaltado la cocina de Maggie que tiene un montón de recetas estupendas y riquísimas.
 -Entre tantas recetas se me hizo difícil la elección y opte por unas Princesitas, que son parecidas a las magdalenas pero con masa de bizcocho genovés y rellenas de dulce de leche.


    Ingredientes:

  30 gr. harina normal

  30 gr. harina de maíz

  90 gr. azúcar

  1 cucharadita levadura química

  3 huevos

  aroma de vainilla o limón

  dulce de leche




  -Montamos las yemas con el azúcar con la ayuda de unas varillas hasta que blanqueen. Añadir la vainilla o raspaduras de limón y mezclar.
 -Aparte montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la crema de yemas en dos o tres veces, mezclando con suavidad y de abajo hacia arriba.
 -Tamizar las harinas y la levadura química  mezclando bien. Ir añadiendo la harina en forma de lluvia y removiendo al mismo tiempo de forma envolvente.
 -Tendremos preparadas las cestitas de magdalenas y si es posible las pondremos en un molde para cupcakes metálico o de silicona para que no pierdan la forma al cocer.
 




 -Solo hay que llenar las cestitas 3/4 partes. Lo metemos en el horno precalentado a 180º C. unos 30 minutos. Al sacarlas del horno, volcarlas enseguida sobre una rejilla. Si no las sacáis del molde con el calor se humedece el papel y quedan feas.






 -Cuando estén completamente frías (o mejor al día siguiente) con un cortador redondo, marcáis la corona a sacar y con un cuchillo quitáis hasta la mitad. Rellenar con dulce de leche y poner de nuevo la corona.




 -Como veis no son dificiles de elaborar y aunque no es una novedad me parecieron muy graciosas con su coronita.